20 Verificentros irregulares recaudaron 925 millones de pesos en 2018

Más de 925 millones de pesos recaudaron 20 verificentros irregulares de la Ciudad de México, los cuales operaron durante 2018 sin contar con experiencia ni formación.

Esto considerando que, en promedio, entre cinco y siete mil automóviles se verifican al mes en un verificentro como el GM52, ubicado en la alcaldía Gustavo A. Madero, según datos del gerente del establecimiento, Andrés Morgado.

En entrevista con Publimetro, Sergio Zirath Hernández Villaseñor, director de Calidad del Aire de la CDMX, aseguró que los verificentros irregulares que han detectado podrían dejar de brindar servicio en los próximos días debido a que se comprobaron irregularidades en el proceso de obtención de su permiso en 2017.

“Las autorizaciones otorgadas a empresas que no tenían formación ni experiencia genera una sospecha, sobre todo porque concursaron y ganaron las cuatro o cinco propuestas que había, mientras que otras que cuentan con 20 años de experiencia y cumplían con todos los requisitos como predios, contratos de arrendamiento y uso de suelo, no los obtuvieron. Es difícil entender por qué quedaron fuera”, precisó.

Corrupción y robo de hologramas

Hernández Villaseñor señaló que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y Contraloría detectaron estas anomalías durante las inspecciones realizadas a finales de 2018 y en enero de 2019, por lo que se evalúa si hubo corrupción por parte de algunos funcionarios o si existieron “errores u omisiones” en la entrega de los permisos.

“La revisión se está haciendo en el actuar de los funcionarios públicos, por lo que en caso de que los órganos determinen que a los servidores se les remita al área de responsabilidades, se podría iniciar un proceso de suspensión, pero esto ya dependerá de las investigaciones”, precisó.

El director mencionó que ya se han registrado robo de hologramas de verificación este semestre, y aunque mencionó que es un número muy bajo, exhortó a la ciudadanía a no aceptar servicios externos, como los de los llamados “coyotes”, pues pueden meterse en problemas jurídicos.

“Exhortamos a la ciudadanía a no ir con preverificadores porque generalmente es con ellos donde empieza la cadena de corrupción. Ha habido pocos robos de hologramas este semestre, pero si estos cayeran en manos equivocadas y se los entregan al ciudadano, éste se puede meter en un problema por tener documentos robados”, señaló.

Te puedes interesar

Volvo Trucks se compromete con el medio ambiente con reducción de CO2 en sus motores

Respecto a la modificación en la NOM 044, con el fin de lograr el menor …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.