150 mil autos no verificaron el segundo semestre del 2017 en la CDMX

Alrededor de 150 mil automóviles no fueron verificados por sus dueños en el segundo semestre de 2017, por lo que deberán pagar la multa de mil 500 pesos para obtener la Constancia Provisional de Verificación Vehicular para poder circular en la Ciudad de México.

Esta sanción se debe a que el pasado 31 de diciembre los 74 verificentros cerraron definitivamente sus puertas porque terminó la concesión.

Para tramitar la constancia provisional la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México habilitó la página http://verificentros.sedema.cdmx.gob.mx

Los nuevos centros de verificación, que serán 55, entrarán en operación hasta el primer día de  julio de 2018.

Los morosos que no pudieron verificar tendrán que hacer este pago si quieren usar sus automóviles no sólo en la Ciudad de México, sino en toda la Zona Metropolitana del Valle de México.

Datos de la Secretaría de Medio Ambiente indican que hasta el 30 de diciembre, el último día en que abrieron los verificentros, 150 mil autos se quedaron sin holograma del segundo semestre de 2017.

Por este motivo, los dueños de los autos están obligados a obtener una línea de captura a través de la página electrónica de la Secretaría de Finanzas del Gobierno capitalino o por medio de Locatel para pagar la multa correspondiente.

Sólo si pagan la sanción podrán tramitar la constancia para poder circular el primer semestre de 2018, de lo contrario, tendrán que dejar guardados sus autos si tampoco quieren ser multados por la policía ambiental.

Este número de morosos representa el 6.81% de los 2.2 millones de automóviles con placas de la Ciudad de México, pero por descuido, por fallas en sus vehículos, falta de dinero u olvido, dejaron pasar este trámite correspondiente al año pasado y ahora por los cambios en la verificación tendrán que hacer doble trámite para poder circular en la Zona Metropolitana del Valle de México.

De lo contrario, tendrán que esperar seis meses para realizar la nueva verificación el primero de julio de 2018, para lo cual también pagarán la multa de mil 500 pesos.

Esta medida se tomó debido a que la Secretaría del Medio Ambiente determinó la suspensión de la verificación vehicular durante el primer semestre de 2018 debido al proceso de instalación de los verificentos que tendrán nuevos equipos.

La nueva verificación, además de controlar las emisiones contaminantes, abarcará también una inspección físico-mecánica del automóvil que incluye la revisión de frenos, llantas, suspensión y alineación.

Los verificentros contarán con instrumentos para medir las partículas ultafinas que no estaban incluidas en las revisiones anteriores.

Te puedes interesar

Diputado electo crea frente para bajar combustibles

El diputado federal electo, Heraclio “Yako” Rodríguez Gómez, presentó la mañana de ayer la creación …